TU PSICOLOGO DE FAMILIA
          TU PSICOLOGO DE FAMILIA  

Mas terapia y menos medicación

"Uno de cada cinco adultos puede llegar a padecer ansiedad o depresión a lo largo de su vida".  Con este título, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denunció "el abuso que se produce en el consumo de fármacos para tratar estos trastornos". La noticia dice: 
 

"Un grupo de expertos de la Asociación Española de Psiquiatría Privada  (ASEPP) señala que uno de cada cinco adultos puede llegar a padecer ansiedad o depresión a lo largo de su vida y que la causa fundamental de estos trastornos se centra en el aumento del estrés por el estilo de vida actual. OCU ya advirtió de la importancia de estos trastornos tanto por su prevalencia como por su impacto en las condiciones de vida de las personas. OCU denunció el abuso que se produce en el consumo de fármacos para tratar estos trastornos. Por el  contrario, tratamientos eficaces como la psicoterapia tienen mucho menor desarrollo. OCU ha pedido de forma reiterada  la generalización de este tipo de tratamientos en nuestro sistema nacional de salud como una fórmula eficaz de reducir los efectos que estos trastornos mentales comunes causan a los ciudadanos."

 

Información completa en el nº 100 de la revista OCU-SALUD


 

Muchos psiquiatras coinciden igualmente con lo que hace tiempo venimos defendiendo desde el campo de la psicología.

 

Las personas que sufren emocionalmente no pueden ser clasificadas en rígidos diagnósticos que parecen aportar un carácter inamovible a su padecimiento. Tenemos que entender que el sufrimiento emocional puede tener su origen en momentos tempranos de desarrollo, como fruto de las experiencias y vivencias que transcurren a lo largo de la vida, y en este sentido el diagnóstico no aporta mucha información del funcionamiento y la variabilidad de cada persona.

 

A la hora de valorar la situación de la persona hay que tener en cuenta más que aspectos biológicos o de herencia genética, aspectos de su historia de vida y entorno social.

 

En este sentido estos psiquiatras reconocen que el origen biológico de las enfermedades mentales no está demostrado y que por lo tanto la medicación tampoco es la panacea para estos casos. Se ha comprobado que la psicoterapia puede resultar más efectiva y que las clasificaciones diagnósticas y la medicación en ocasiones han sido incluso perjudiciales.

 

Aprovecho la ocasión para agradecer a estos psiquiatras su valentía para hacer tambalearse la hegemonía del sistema médico y farmacológico y abrir las puertas a otras corrientes que se han mostrado a veces más eficaces.

 

 

Para ampliar información acceda a revista INFOCOP